El Gobierno propone un punto de recarga por cada diez vehículos eléctricos


El Gobierno está tramitando un real decreto que traspone al ordenamiento jurídico interno la Directiva 2014/94/UE, relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos. Entre las medidas que plantea, a título orientativo, está el número de puntos de recarga para vehículos eléctricos -uno cada diez vehículos- y la distancia que debe haber entre las estaciones de repostaje de vehículos con Gas Natural Licuado (GNL) y Gas Natural Comprimido (GNC): 400 kilómetros y 150 kilómetros, respectivamente. "No podemos esperar más por el impulso del coche eléctrico".

La existencia de una infraestructura de recarga para los vehículos que usen combustibles alternativos -electricidad, hidrógeno, biocarburantes y gas- es una de las grandes barreras para su implantación y la consecución de los beneficios ambientales y de reducción de importaciones energéticas que conlleva. Por eso la UE obliga a los Estados miembro a que diseñen un Marco de Acción sobre la materia, con objetivos y metas nacionales que debe estar terminado el próximo 18 de noviembre.

El decreto en tramitación, al que ha tenido acceso elEconomista, establece el contenido de dicho Marco y debía haber visto la luz el pasado mes de noviembre. No ha podido ser y ahora el sector aguarda a que se esclarezca el panorama político para que la tramitación avance. En cualquier caso, el Gobierno en funciones ya entró en faena en junio del año pasado, con la aprobación de la Estrategia de impulso del vehículo con energías alternativas.

Según la Estrategia, que ya aplica los criterios de la Directiva, en el año 2020 deberían de circular 150.000 automóviles eléctricos, que necesitarán 1.190 puntos de recarga; 800 vehículos de GNL, con 14 estaciones de suministro; 800 de GNC, con 119 estaciones urbanas y otras 17 en puertos y otras infraestructuras de transporte; 2.800 de hidrógeno, con 21 hidrogeneras; y 250.000 de gas licuado de petróleo, con 1.200 estaciones, aunque este combustible no se incluye en el borrador de decreto.

Empero, estas estimaciones dependerán de la evolución del mercado y, sobre todo, de la tecnología. En el caso de los vehículos eléctricos, por ejemplo, las estimaciones de penetración y de disposición de puntos de recarga se hicieron considerando una autonomía de 150 kilómetros, y en la actualidad las baterías ya permiten recorrer unos 250 kilómetros sin tener que enchufar el automóvil.

El decreto prevé esta realidad e indica que, con vistas a la elaboración del Marco, el número puntos de recarga de los vehículos eléctricos se establezca según el número de matriculaciones al acabar 2020.

¿Y para el coche de hidrógeno?

En los casos del hidrógeno y del gas la norma es menos precisa; hace mucho hincapié en la disponibilidad del gas en los puertos, pero se limita a pedir un número de estaciones de repostaje "adecuado" antes de que acabe 2025.

La información al público es crucial y el decreto incide en ello, con medidas sobre el etiquetado de los combustibles. Además, los titulares deberán informar a Industria, desde el próximo 18 de noviembre, de los precios de venta, para que éste, a su vez, los ponga a disposición del público.

Fuente: Tomás Díaz para Ecomotor


GRUDILEC

CATEGORIAS

DESTACADOS

TAGS

No hay tags aún.