La movilidad inteligente se abre camino en el mercado


En los próximos años confluirán una serie de tendencias como los coches compartidos y los vehículos eléctricos sin conductor que potenciarán la movilidad inteligente, según ABI Research.

Las grandes ciudades de todo el mundo tienen en común la congestión de vehículos, la contaminación que eso supone y las limitadas opciones de transporte. Por todo ello, la consultora ABI Research predice un inminente aumento de la movilidad eléctrica inteligente. De hecho, según los datos que maneja, los ingresos globales del vehículo eléctrico llegarán a los 58.000 millones de dólares en 2021, más de cinco veces su valor de mercado en 2015. “El papel de electrificación del vehículo en zonas urbanas es parte de un modelo de movilidad inteligente más amplio que incluye vehículos compartidos, opciones de carga y flotas de vehículos eléctricos sin conductor como coches, autobuses, tranvías y metro ligero”, asegura Susan Beardslee, analista senior de ABI Investigación. Y de todas ellas, no hay ninguna opción que prevalezca. De hecho, opina Beardslee, “los fabricantes están creando innovadoras maneras de que converjan”.

Por ejemplo, fabricantes de automóviles como Ford y BMW están buscando crear bicicletas eléctricas que podrían encajar y cargarse en el interior de un coche. El objetivo es que los conductores sean capaces de dejar sus vehículos y usar las bicicletas como un modo más ecológico de transporte para finalizar su viaje. Del mismo modo, empresas como Continental están diseñando y fabricando baterías y motores que pueden adaptarse mejor a vehículos eléctricos más pequeños y personales. Como explica Beardslee, “mientras la actual falta de normas e infraestructuras suficientes en el mercado está impactando en la adopción más amplia de vehículos eléctricos, creemos que el mayor acceso, variedad y flexibilidad de los vehículos eléctricos y el aumento de la congestión urbana influirán positivamente en el despliegue y la adopción del vehículo eléctrico futuro”, puntualiza.

En este sentido, China es una región que está haciendo realidad el empuje de los vehículos eléctricos, con proveedores regionales como BYD, que están vendiendo más por kilómetros que los OEM más grandes como Chevrolet, Nissan y Tesla. Y como nuevas categorías de transporte eléctrico urbano están surgiendo algunas opciones como los vehículos de tres ruedas, conocidos como “velomóviles”, que aumentan las oportunidades en los mercados emergentes y entre las personas mayores o discapacitadas.

Finalmente, ABI Research también destaca el auge de las flotas compartidas, por el impulso de compañías como VeloMetro y EcoReco. Ambas están desplegando innovadores vehículos de transporte de personas que planean poner a prueba con universidades y municipios en los próximos meses.

Fuente It user


GRUDILEC

CATEGORIAS

DESTACADOS

TAGS

No hay tags aún.