BMW iPerformance, unos híbridos muy dinámicos


A caballo entre los eléctricos puros de su gama y los modelos tradicionales de combustión, la línea iPerformance de BMW nace para completar la oferta de vehículos alternativos.

BMW, la marca de automoción más valorada por los españoles en 2016 según el Reputation Institute, acaba de lanzar una nueva gama para completar su oferta de modelos ecológicos, los iPerformance. Hablamos de una serie de coches híbridos enchufables que se sitúan en un punto medio entre aquellos con motor de combustión y la línea ‘i’ 100% eléctrica, combinando la eficiencia del motor eléctrico con las capacidades dinámicas propias de la firma alemana.

Esta propuesta se lanza inicialmente con una gama bien planteada en la que va a haber un modelo para cada tipo de conductor. La familia de híbridos enchufables iPerformance comprenderá así al Serie 2 Active Tourer 225xe para los más familiares, el Serie 3 330e para los más clásicos, al X5 xDrive40e para los amantes de los SUV y, en breve, el nuevo Serie 7 740e/740Le xDrive para los que lo adoran el lujo, todos ellos con tracción a las cuatro ruedas gracias a su motor eléctrico adicional.

La línea iPerformance, será reconocible por la toma para recargar en la aleta delantera del conductor y por los anagramas específicos en algunos rincones de la carrocería así como por las llantas de aerodinámica mejorada. En el interior se observan otros destellos diferentes como el panel de instrumentos o la pantalla del salpicadero, así como el selector de los modos de conducción, todo ello con el azul corporativo presente en las serigrafías para dejar clara su esencia.

El Serie 2 Active Tourer 225xe se mueve con un propulsor de gasolina de tres cilindros con 136CV sumado a otro eléctrico de 88 CV para arrojar un total de 224CV combinados con una caja de cambios de seis marchas. El motor térmico se encuentra en la parte anterior del vehículo y el eléctrico en la posterior. Por ello, cuando el sistema de conducción usa los dos motores, el vehículo cuenta con una tracción total y consume entre 2 y 2,1 litros de combustible por cada 100 kilómetros emitiendo entre 46 y 49 gramos de CO2 por km. Con una toma Wallbox se recargará en menos de 2h.

El Serie 3 en su variante híbrida enchufable, el 330e, promete un total de 252 CV que impulsarán a este modelo, siendo 88 del motor eléctrico y 184 del de gasolina, también con un cambio automático de seis marchas. El consumo será de entre 1,9 y 2,1 litros por cada 100 km, y las emisiones, de entre 44 y 49 gramos por kilómetro. Los tiempos de carga serán algo mayores, 2,5h, por contar su batería con una celda más.

Por su parte, el X5 híbrido suma 113 CV eléctricos a los 245 de explosión para combinar 313CV gestionados con una caja de cambios automática de ocho velocidades. La particularidad de su sistema de tracción total es que cada uno de los dos propulsores podrá actuar sobre los dos ejes y no sobre uno, por lo que el vehículo contará con tracción integral en todo momento. El consumo será de entre 3,3 y 3,4 l cada 100 km y las emisiones, de 77-78 gramos de CO2 por km. Con la caja Wallbox, tardará unas 2,5h en cargar y, con una toma sin adaptar, algo más de 4.

Adaptabilidad urbana La mayor novedad de todos los modelos es que pueden circular en modo 100% eléctrico un mínimo de 31Km en todos los casos, siendo el X5 el que menos autonomía de cero emisiones dispone debido a su tamaño y peso. El Serie 3 llega hasta los 40Km y el Serie 2 Active Tourer hasta los 41km en modo exclusivamente eléctrico. Esto les permite acceder a las ayudas del plan Movele, y una vez en movimiento lo que más sorprende es la fenomenal capacidad dinámica que mantienen incluso rodando en esas condiciones. El ADN BMW sigue presente en todos los casos, y en ello ha tenido mucho que ver que hayan decidido limitar el peso máximo de las baterías aun a costa de sacrificar alcance.

Estos modelos vendrán con tres programas diferentes de conducción que buscan obtener la máxima eficiencia: Auto eDrive –en el que el coche escogerá automáticamente la forma óptima de conducción combinando ambos motores-, Max eDrive –donde predominará el motor eléctrico en todo momento para poder circular por zonas restringidas del centro de las ciudades- y Save Battery –conducción con el motor de combustión para que se pueda recargar la batería durante la conducción y usarla en los momentos que se necesite-.

BMW ofrece a través de su web un comparador en el que se refleja la amortización de esta línea de vehículos con respecto a los modelos convencionales. Los precios son muy similares a los de motor de combustión de la firma alemana y, además del ahorro directo en costes de combustible, que llega a los 80€ mensuales, se le suman las ayudas estatales y el ahorro en aparcamientos que su condición les otorga en zonas de estacionamiento regulado, totalmente exento para todos los modelos.

Entre sus ventajas, además de las evidentes en cuanto a contaminación y gasto están también que tendrán acceso a los carriles Bus-VAO aunque viajen sin pasajeros y a ciertas zonas restringidas al tráfico del centro de las ciudades. Por otra parte, los precios serán muy similares a los de motor térmico equivalentes: el 225xe costará 39.500 euros; el 330e 45.300 y el X5 xdrive40e, 73.500 euros.

Fuente: Esdiario

#eléctrico

GRUDILEC

CATEGORIAS

DESTACADOS

TAGS

No hay tags aún.

 

Copyright © Grudilec.

GRUDI NUSO S.L

Paseo de Germanías 23, 1ª Planta, Gandía, 46702 (Valencia)

Teléfono: 914547081

www.grudilec.com

 Aviso Legal.