Seat no fabricará en España su primer vehículo eléctrico


Su presidente confirma que la producción se centralizaría en Alemania Martorell no cuenta con la plataforma adecuada para producir eléctricos Instalará su sexto centro de datos mundial en Barcelona

La automovilística española Seat no producirá en España su primer vehículo eléctrico, previsto para 2019. Así lo ha confirmado hoy su presidente, Luca de Meo, que asegura que "su compañía seguirá la estrategia de la electrificación del grupo Volkswagen, por lo que se centralizarán los modelos eléctricos en algunas plantas".

No por esperado es menos relevante, ya que es lógico que ante un mercado tan incipiente para Volkswagen, se produzcan todos los eléctricos en pocas plantas. Por ello, Martorell no contará con la plataforma de producción adecuada para fabricar este tipo de vehículos, al menos durante los primeros años, aunque no ha descartado que se haga una inversión para producir híbridos y nuevas tecnologías en el futuro. Actualmente, Volkswagen produce sus eléctricos Golf GTE, e-Golf y Passat GTE en Alemania (Wolfsburg y Emden) y el pequeño e-up! en Bratislava (Eslovaquia).

En todo caso, el presidente de Seat ha subrayado que su objetivo es "traer más productos aquí y hacer que la fábrica funcione", y recordó que la producción de la planta de Martorell ha aumentado "un 60% desde 2009". Y es que tal y como explicó elEconomista, la planta ha batido el récord de producción de los últimos 15 años y se ha recuperado de la crisis. De Meo también recalcó que "nunca hemos tenido tantos productos como ahora" y que siempre "están negociando".

En las últimas semanas, también se anunció que por primera vez en la historia, un modelo Seat se fabricará en la legendaria fábrica de Wolsfburg (Alemania). Este modelo será el nuevo SUV de mayor tamaño, junto al Ateca y el Arona. Esto ha provocado preocupación entre los trabajadores, ya la pérdida de modelos con un mayor valor añadido para Martorell se traduce en menos horas de trabajo. De Meo reconoció que hay "debate sobre ello en la firma", pero dijo que "no hay discusión" sobre la buena salud de la planta y su futuro.

Y es que en el último año, ha habido muchos movimientos en Martorell. La fábrica ha perdido la producción del único coche Premium que se fabricaba en España, el Audi Q3, que pasará a ensamblarse en Hungría. El primer y exitoso SUV de Seat, el Ateca, tan sólo nacer se decidió que se produciría directamente en la fábrica de Skoda en Kvasiny (República Checa).

Este nuevo modelo eléctrico no contaría tanto como una 'pérdida' para Martorell, ya que, con la poca experiencia de Volkswagen en el mercado de los enchufables, carecería de lógica producirlo en una planta que no cuente con otros modelos eléctricos para intente lograr la rentabilidad en el despegue de esta tecnología. Sucede algo parecido con el nuevo SUV grande, que debería 'moldearse' junto a otros modelos similares como el Audi Q7.

En contrapartida, la planta catalana sí ha recibido nuevos modelos, pero con menor valor añadido y menos carga de trabajo. Son el nuevo SUV de menor tamaño, el Arona, el Audi A1 (para compensar el Q3) y en los próximos dos años llegarán las nuevas generaciones de las estrellas de Seat, el Ibiza y el León. Desde la firma confían en que el déficit de horas de trabajo que puede dejar el Q3 o la no-llegada del Ateca, "se puede suplir con un mayor volumen de unidades".

Nuevo centro en Barcelona Por otra parte, la apuesta de Seat por la ciudad que la vio nacer es decidida. Y por ello ha conseguido que el Grupo Volkswagen instale en Barcelona su sexto centro de datos mundial, junto los que ya tiene en Wolsfburg, Berlín, Munich y San Francisco. Aunque no se ha determinado la inversión prevista, "los costes serán mayoritariamente operacionales y de contratación", según De Meo.

Lo que sí es seguro es que se contratarán a 50 ingenieros erigiendo aún más a Seat como la empresa que más invierte en Investigación y Desarrollo (I+D) en España. Esta apuesta se suma a la histórica inversión de 3.300 millones de euros que está llevando a cabo la firma en Martorell (la inversión total en España del grupo Volkswagen asciende a los 4.200 millones).

La vinculación de Seat con Barcelona es una relación que goza de buena salud y que la propia firma se ha encargado de hacer bandera. Prueba de ello es el video corporativo que la compañía presentó al grupo en Alemania donde hace gala de los principales símbolos de la ciudad y el país. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha ratificado este mensaje y ha dicho que "Seat forma parte de Barcelona y ha construido la historia de muchos de sus barrios". En relación a sus últimas medidas para paliar la contaminación y el tráfico en la ciudad, Colau y De Meo han llegado a conclusiones comunes como el objetivo de "cero emisiones y cero accidentes".

La alcaldesa ha reconocido que "en Barcelona es necesario que sigan circulando coches" y lanzó el guante al sector del automóvil de que "tienen que ser menos contaminantes, por lo que el vehículo de gas y eléctrico es un reto ineludible". El presidente de la española aceptó los retos del vehículo de gas y el eléctrico y confirmó que el nuevo centro de datos ayudará a ello.

De hecho, una de las tareas de este nuevo IT-Lab será "la gestión digital del tráfico, el sistema de monitorización de vehículos y todo lo que rodea a la conectividad", según De Meo. Este centro se pondrá en marcha en el próximo año y medio y podría establecer sinergias con las diferentes empresas tecnológicas de la ciudad y sus mayores acontecimientos, como el Mobile World Congress (MWC) o el Smart City Congress, según el teniente de alcalde, Jaume Collboni.

El presidente italiano ya avanzó en el congreso de IESE el papel de líder que pretende tomar Seat en todo lo que concierne al coche conectado, en detrimento de los otros dos retos como el coche autónomo y el eléctrico en el que "confiarán en el grupo".


GRUDILEC

CATEGORIAS

DESTACADOS

TAGS

No hay tags aún.