¿Qué clases de patinetes eléctricos podemos encontrar?


Los patinetes están de moda. Se utilizan en el turismo para realizar visitas guiadas en algunas ciudades, pero también han dado el salto a la cotidianidad y al ocio personal. Estos vehículos eléctricos se convierten cada vez más en un medio de transporte ecológico que puede interesar a todos aquellos acostumbrados en ir de un lado a otro en bicicleta, monopatín o similares. ¿Cuáles son las distintas clases que podemos encontrar?

Existen de todo tipo: Segways, Ninebots, Hoverboards, One Wheels y otros. El Segway es, probablemente, el más conocido por haber sido el primero en introducir este tipo de tecnología. El nombre proviene de la marca que lo creó y se trata de un patín eléctrico con un sistema de auto-balanceado de dos ruedas que empezó su andadura en la realización de rutas turísticas, en la movilidad de empleados de algunas empresas por grandes espacios o utilizados por la policía. Los elevados precios de los primeros modelos supusieron una barrera para el acceso del público mayoritario. A su favor, los Segways pueden regular su velocidad, tienen una mayor autonomía de batería respecto al resto de dispositivos (hasta tres veces más) y son más fáciles de aprender a usar.

Si hay un producto que se le acerque al Segway ese es el Ninebot, el cual se inspira de la tecnología del primero para ofrecer unas posibilidades muy aproximadas por menos dinero. No obstante, el Ninebot está más limitado, su tamaño es menor, al igual que sus ruedas, y su autonomía y velocidad no están a la altura del otro. Segway llegó a denunciar a Ninebot, start-up china con una participación mayoritaria de Xiaomi, por plagio de su producto. Irónicamente, en 2015 Ninebot compró a su gran rival.

Casi como en ‘Regreso al futuro’ En 2015, Marty McFly llegaba al futuro y utilizaba un monopatín aerodeslizador en una secuencia para el recuerdo. Quizás se habría decepcionado al ver que ese tipo de dispositivos no han llegado aún a nuestras vidas. En su lugar y en su honor, Hoverboard (así se llamaba el famoso skate del filme) es el patín de moda. Se podría catalogar más como juguete que como vehículo eléctrico debido a una escasa autonomía para hacer largos trayectos, así como su diseño, más cercano al ocio que al transporte. Además, su precio es mucho más accesible que los anteriores y por 100-300 euros se pueden encontrar algunas opciones.

El diseño del Hoverboard se basa en una tabla auto-equilibrada con dos ruedas en sus extremos. A priori se trata de un diseño más equilibrado que el de una sola rueda, el cual la tiene colocada en el centro, mientras que los pies han de situarse en los lados. Los diseños de una rueda aparecieron más tarde, llamando la atención de aquellos más aficionados a una movilidad más libre, con la capacidad de acercarse más a la experiencia de un skate de toda la vida.

¿Cómo se usa si no tiene manillar? Gracias a los giroscopios y sensores que tiene instalados en su interior, el movimiento de la tabla se controla con los pies y la posición del cuerpo. Para avanzar, basta con apoyarse hacia delante con los dedos de los pies. Para retroceder, hay que presionar con los talones. Para poder girarlo y encarar la dirección a la que se quiere ir, basta con jugar con ambos pies, uno se apoya hacia delante y otro hacia atrás. Como puede resultar evidente, dominar estos patines requiere de práctica.

Nuevos diseños para el futuro Segways, Hoverboards y compañía llevan varios años en el mercado y han pasado por todo tipo de peripecias legales para poder prosperar. En algunos países su uso está prohibido en la mayoría de zonas y algunas polémicas como las baterías que se incendiaban han provocado que las marcas tengan que remar a contracorriente. En muchas ocasiones, esta falta de seguridad se ha debido a la comercialización de productos llegados de países asiáticos que no pasaban los controles de calidad. Con el tiempo, los gigantes del sector han querido borrar esa mala imagen con nuevos vehículos y nuevos diseños.

El One S1 de Segway fue expuesto en el CES 2017 y se trata de un patín de una sola rueda pero, en este caso, se trata de una enorme rueda con dos pedales que sobresalen de ella, sin tabla. Este dispositivo es capaz de alcanzar los 20 km por hora, aunque eso puede regularse mediante el teléfono móvil a través de una conexión Bluetooth con el vehículo. Otro nuevo diseño bastante llamativo por su parecido con un MacBook de Apple es el del Walkcar, que tiene el tamaño de un portátil de 13 pulgadas, así como el color plateado característico de los de la manzana mordida. Este último verá la luz en septiembre de este año.

#bicicleta

GRUDILEC

CATEGORIAS

DESTACADOS

TAGS

No hay tags aún.

 

Copyright © Grudilec.

GRUDI NUSO S.L

Paseo de Germanías 23, 1ª Planta, Gandía, 46702 (Valencia)

Teléfono: 914547081

www.grudilec.com

 Aviso Legal.