Mercedes Benz presume de gama híbrida


La futura gama eléctrica tomará la denominación EQ Power.

La expansión del vehículo eléctrico y del híbrido enchufable en Mercedes Benz sigue a ritmo imparable. La compañía ha establecido hasta ahora un plan de contingencia asociado a una conducción libre de emisiones focalizando su estrategia en dos vertientes; vehículos de propulsión eléctrica con baterías para los desplazamientos urbanos y extraurbanos, e híbridos enchufables paratrayectos de más larga distancia donde se requiere una mayor autonomía.

Pero la firma alemana quiere ir más lejos y ya trabaja sobre los pilares de una futura gama eléctrica con la denominación EQ Power, una división independiente dentro de la compañía que contempla el lanzamiento de diez nuevas propuestas en el periodo comprendido hasta el año 2025.

La actual gama híbrida y eléctrica ha sido la protagonista del encuentro organizado por Flick Canarias en el que se ha dado a conocer el proyecto desarrollado hasta el momento por Mercedes Benz que establece una gama completa de vehículos representadas en las principales categorías que actualmente comercializa la marca.

Aunque no estaba presente durante el acto, la oferta arranca con el modelo B 250 e. Basado en la misma plataforma del monovolumen compacto, se trata del primer vehículo eléctrico comercializado en serie por el fabricante germano. Este añade a las ventajas de una conducción sin emisiones contaminantes las apreciadas características de funcionalidad, confort y versatilidad del modelo original. Ello se debe a que la batería de iones de litio se sitúa en los bajos del coche, no incidiendo en el espacio disponible al tiempo que proporciona un comportamiento y equilibrio excepcional.

Los datos oficiales anuncian una autonomía de hasta 230 kilómetros, variando el tiempo de recarga en función de la toma eléctrica disponible. Esta puede durar desde 9 horas si se adquiere la corriente de un enchufe doméstico convencional a algo menos de tres horas si se realiza a través de una estación de carga rápida.

Subiendo un peldaño nos encontramos con el C 350 e y la variante C 350 e Estate. En su caso la propulsión corresponde a un sistema híbrido enchufable y la única diferencia entre ambas versiones es que en el caso de la edición familiar cuenta con un mayor volumen de carga en el maletero.

En toda la gama híbrido enchufable también varía el tratamiento que se otorga a la información. Así, en el display del cuadro de instrumentos se puede ver el modo de conducción escogido -Hybrid, e-Move, Save y E-Charge. Además, una pequeña esfera analógica en el lado derecho indica el régimen de funcionamiento del motor eléctrico.

Para su propulsión se dota al vehículo de un motor de gasolina de 211 CV -el mismo que el del Clase C 250- y un motor eléctrico de 82 CV asociados a una transmisión automática de siete velocidades 7G-Tronic Plus. La potencia combinada es de 279 CV, desarrollando un par máximo de 600 Nm. Estos datos contrastan con la cifras de consumo medio oficial que se sitúa en 2,5 l/100 km. Su autonomía en modo solo eléctrico es de 31 kilómetros.

Otra de las unidades que formaron parte de la caravana destinada a esta demostración se encontraba también el todo terreno GLE 500 e 4Matic. En su caso la distancia a recorrer en modo puramente eléctrico es de 30 kilómetros a una velocidad máxima de 130 km/h. Es importante señalar que en todos los casos se dispone de un sistema regenerativo que permite recuperar energía tanto en las fases de frenado como de deceleración.

Este equipa un motor de gasolina V6 con turbocompresor de 333 CV y 480 Nm de par máximo. El motor eléctrico aporta una potencia extra de 115 CV y un par motor de 340 Nm que asociados ofrecen 442 CV y 650 Nm de par. La transmisión también corre a cargo de la caja 7G-Tronic Plus añadiendo las ventajas del sistema de tracción integral 4Matic.

El último peldaño corresponde a la berlina de lujo S500 e. El calificativo no es gratuito y es que más allá de todas las comodidades y avances técnicos que se le presuponen a un modelo con su bagaje, el refinamiento en la conducción, la ausencia de ruidos y la suavidad con la que cambia de un modo de propulsión a otro trasciende en mucho de lo convencional.

Tal es así que como modelo de alta representatividad, Mercedes Benz contempla en convertirlo en el primer representante de esta línea en contar con la opción de carga por inducción de las baterías.

Para lograr este nivel de refinamiento se introduce un motor eléctrico de 85 kW que permite recorrer hasta 33 kilómetros propulsado únicamente por este motor, elevando la velocidad máxima hasta los 140 km/h.

El motor de gasolina corresponde la V6 de 333 CV, lo que proporciona una potencia total combinada de 442 CV y un par máximo de 650 Nm. La batería de iones de litio puede cargarse en una hora y media conectándola a una Wallbox, y en algo más de 3 horas en una toma de corriente doméstica.

#eléctrico #vehiculoelectrico #mercedes

GRUDILEC

CATEGORIAS

DESTACADOS

TAGS

No hay tags aún.